política

Yanis Varoufakis: A Brief History of Capitalism by Cocotte

He encontrado finalmente una respuesta a una pregunta que por morbosa y repetitiva ya me cansó: “¿Te has enamorado de un cliente?”.

La respondo hoy con otra pregunta y su respectiva respuesta: ¿Por qué en los países donde la donación de sangre se compensa económicamente el índice de “donaciones” decae? En este maravilloso libro escrito con un lenguaje accesible y universal, algo excepcional entre los científicos y académicos, Varoufakis escribe:

El hecho de donar sangre como algo voluntario nos realiza mucho más que si nos dan un dinero a cambio, ya que en seguida salta a la mente que esa cantidad no es suficiente para el esfuerzo que estamos haciendo. Sin embargo al hacerlo de forma voluntaria, ese esfuerzo cobra un significado diferente y unas emociones diferentes, las de saber que estamos haciendo un bien para los demás.

Dicho de otro modo: no me enamoro porque mi afecto no lo vendo, sólo lo doy de forma voluntaria.

 
Captura de Pantalla 2019-06-09 a la(s) 16.08.05.png
 

La voluntad de saber by Cocotte

Subrayo extractos que me han sacudido estos días.
De La historia de la sexualidad (Foucault);

Sobre las leyes que reprimen nuestra sexualidad:

Tal sería lo propio de la represión y lo que la distingue de las prohibiciones que mantiene la simple ley penal: funciona como una condena de desaparición, pero también como orden de silencio, afirmación de inexistencia, y, por consiguiente, comprobación de que de todo eso nada hay que decir, ni ver, ni saber.

Sobre el psicoanálisis:

Pero con qué circunspección, qué prudencia médica, qué garantía científica de inocuidad, y cuántas precauciones para mantenerlo todo, sin temor de "desbordamiento", en el espacio más seguro y discreto, entre diván y discurso: aún otro cuchicheo en un lecho que produce ganancias.
[…] Después de todo, somos la única civilización en la que ciertos encargados reciben retribución para escuchar a cada cual hacer confidencias sobre su sexo: como si el deseo de hablar de él y el interés que se espera hubiesen desbordado ampliamente las posibilidades de la escucha, algunos han puesto sus oídos en alquiler.